miércoles, 30 de julio de 2008


Proximamente se debatirá la siguiente moción en el pleno de la capital proponiendo la implantación de una línea de transporte público entre Guadalajara y la R-2. Teniendo en cuenta toda la gente que a diario se traslada a la zona norte de Madrid para estudiar o trabajar (la zona de Chamartín, Tres Cantos, Alconbendas, San Sebastián de los Reyes), y las deficientes comunicaciones que existen entre Guadalajara y esa zona (las lineas de tren entran por Atocha, por el sur, tardando en llegar a Atocha 1 hora y 10 minutos), y las de bus, llegan a Avenida de América en el este), la medida estaría más que justificada. Esperemos que haya suerte y la aprueben.
Esta es la propuesta:



AL PLENO DEL AYUNTAMIENTO DE GUADALAJARA

D. José Luis Maximiliano Romo, Portavoz del Grupo Municipal de IU – ICAM en el Ayuntamiento de Guadalajara, presenta para su discusión y aprobación esta Moción en base a los siguientes

ANTECEDENTES Y MOTIVOS

El transporte público colectivo por carretera, es la opción por la que apuestan muchos ciudadanos y ciudadanas de Guadalajara que trabajan o estudian en la Comunidad de Madrid para desplazarse diariamente bien a la ciudad de Madrid, bien a otros municipios de esa Comunidad Autónoma.

Los desplazamientos a la zona norte de la Comunidad de Madrid, con la actual estructura del transporte público existente son manifiestamente mejorables. Una zona, que goza además de una gran importancia estratégica dado su fuerte dinamismo económico, puesto que es en el norte del municipio de Madrid y otros municipios cercanos (Alcobendas, San Sebastián de los Reyes, Tres Cantos y otros), donde se han implantado muchas empresas científico-tecnológicas a las que a diario se desplazan muchos guadalajareños. A ello se une la implantación de la Universidad Autónoma de Madrid en el campus de Cantoblanco, en el municipio de Tres Cantos en la que también estudian muchos ciudadanos y ciudadanas de Guadalajara.

Para desplazarse a dicha zona en transporte público, en la actualidad se cuenta básicamente con dos opciones:

- Realizar el viaje por carretera hasta el intercambiador de la Avda. de América para acceder hasta la estación de Chamartín, lugar desde donde parten los trenes a dicha zona, o desplazarse hasta Plaza de Castilla para coger algún autobús interurbano que conecte con la misma. La duración aproximada de este trayecto es de un mínimo de 1 hora y 15 minutos, y en hora punta teniendo en cuenta los atascos que se producen a diario en la A2, el viaje puede demorarse fácilmente hasta las 2 horas.

- Desplazarse en tren en la red de cercanías, desde la estación de Guadalajara a Chamartín demora 1 hora y 10 minutos. Tiempo al que habría que sumar el traslado hasta la estación así como los transbordos.

Sin duda, los largos desplazamientos que estos ciudadanos y ciudadanas tienen que realizar hasta llegar a su lugar de trabajo o estudio en transporte público afectan mucho a su calidad de vida puesto que pueden llegar a gastar fácilmente cerca de cuatro horas diarias en realizarlos.

Del mismo modo, estos tiempos de desplazamiento disuaden a potenciales usuarios y usuarias del transporte público de su utilización y optan por el vehículo privado para acceder a sus lugares de trabajo a través de la R2, lo que representa, sólo en peajes una importante repercusión económica.

Si a esto, añadimos el fuerte incremento de precio del combustible, con unas perspectivas a medio plazo de seguir creciendo, el coste que para estos ciudadanos y ciudadanas va a suponer el desplazamiento hasta su lugar de trabajo o estudio se va a incrementar de forma considerable.

Si unimos a todo lo anterior la necesidad de tender hacia la utilización del transporte público por criterios de sostenibilidad y también de economía, no cabe duda de que estamos ante una buena ocasión para facilitar que cada vez más ciudadanos y ciudadanas utilicen el transporte público para trasladarse a diario a su puesto de trabajo o de estudio.

Para ello sería necesario dar nuevas alternativas que acortasen el tiempo de desplazamiento que necesitan los ciudadanos para acceder a su centro de trabajo o estudio.

En base a ello planteamos la siguiente

MOCIÓN

Que el Ayuntamiento de Guadalajara se dirija a la Dirección General de Transporte del Ministerio de Fomento y/o a la Dirección General de Carreteras y Transportes de la Consejería de Obras Públicas de la Junta de Comunidades de Castilla – La Mancha, así como a la empresa concesionaria de la línea de transporte público de viajeros Guadalajara – Madrid, Madrid – Guadalajara, para que se estudie la posibilidad de habilitar una línea de transporte público que utilice la R2, enlace con la A1 y acabe en el recién inaugurado intercambiador de Plaza de Castilla, (que, además, se encuentra a muy poca distancia de la estación de Chamartín) de modo que se pueda mejorar la conexión en transporte público con los pueblos de la zona norte de la Comunidad de Madrid o con otras zonas de la misma, puesto que estimamos que dicho trayecto se podría realizar en un tiempo aproximado de 45 minutos.
En Guadalajara, a 28 de julio de 2008

1 comentario:

Endoki dijo...

:-) ¡Vaya! Yo sería una de las usuarias encantadas de poder ir en transporte público hasta mi centro de trabajo. Hoy hago el trayecto en coche por la R2, me lleva una hora ir de Trijueque a Sanchinarro, (en transpote público son unas tres horas, ya probé al principio...). A ver si sale adelante.

Saludos, Jesús.